Tratamiento de palmeras

Tratamiento de palmeras

Tratamientos de Palmeras contra el Picudo Rojo

Y seguimos con nuestro empeño de dar a conocer todo lo referente al mantenimiento de jardines, porque estamos convencidos de que mostrando nuestros trabajos aclararemos muchas dudas. En esta ocasión hablaremos sobre el tratamiento de palmeras para protegerlas del Picudo rojo.

Cura o prevención

Ya hemos hablado en varias ocasiones sobre este coleóptero que tantos problemas está causando en nuestras palmeras autóctonas. En este artículo puede conseguir más información acerca del PICUDO ROJO, que como sabemos, es una especie importada de zonas tropicales.

Hablemos de las posibilidades que tenemos de combatirlo. Prevención o cura, dependiendo de si ya hay infección o creemos que pueda infectarse en un futuro próximo porque, por ejemplo, cerca hay palmeras infectadas. 

En el caso que nos ocupa se trata de una palmera infectada previamente, por lo que ya no cabe tratamiento preventivo. Intentaremos salvarla. Quizás, con un tratamiento previo adecuado no hubiera sido necesaria esta intervención.

El trabajo que realiza nuestro operario es un tratamiento llamado Tratamiento Foliar consistente en aplicar inyecciones en el tronco de la palmera.

Entre los tratamientos preventivos se encuentra la aplicación de productos químicos mediante duchas en todo el cogollo de la palmera durante una serie de sesiones que deberán valorar los técnicos.

Luchando contra el Picudo Rojo en Sevilla

El tratamiento de palmeras contra el picudo rojo se realizó en una urbanización del barrio de Nervión en Sevilla Capital.

No es difícil de realizar ni cara, pero como tratamos con productos químicos, herramientas específicas y trabajos de altura, es totalmente obligatorio de sean realizadas por personal con alta cualificación.

Como podemos ver en las imágenes, PODAS LAURA cumple con todos los requisitos para llevarlas a cabo dentro de las medidas de seguridad y protocolos que obliga la legislación vigente.

Bibliografía:

https://www.juntadeandalucia.es 

 

Resolviendo dudas

La intención del blog de jardinería de Podas Laura es la intentar resolver todas las dudas acerca de la imagen y salud del jardín de uestros lectores. Es por esto por lo que queremos que sienta totalmente libre de hacernos cualquier consulta acerca de las dudas que pueda tener sobre el tema. No dude en preguntar sin compromiso, porque la información es gratis, y la prevención puede evitar muchos problemas. 

También puede seguirnos en Facebook.

Construya sus sueños. Podemos ayudarle

Confíe en nosotros para la creación, diseño y/o mantenimiento de su jardín: podas y tala de árboles y palmeras, desbroce nivelado y limpieza de terreno, riego automatizado, tratamientos herbicidas, prevención de plagas...

En Podas Laura estamos para servirle, por eso, si tiene jardín, llámenos. Por menos de lo que piensa mantendremos y cuidaremos de su jardín.

¿Quiere que le contactemos?

¿Quiere contactarnos?

info@podaslaura.es

C/ Gran Capitán, 6. La Algaba. 41980 (SEVILLA)

Picudo rojo en Sevilla

Picudo rojo en Sevilla

El Picudo Rojo en Sevilla

La plaga mas devastadoras de las  en los últimos tiempos, el Picudo Rojo, está en Sevilla, un escarabajo que vive en el interior del tronco de las palmeras y no permite el natural desarrollo de ésta. Como consecuencia de su infección la palmera acabará muriendo lentamente.

¿Qué es el Picudo Rojo?

Picudo Rojo en Sevilla I

Seguramente ya hemos oído hablar de este insecto pero, ¿qué sabemos de él? Nunca está de más tener información extra, y mejor aún si lo que pretendemos es combatirlo.

El picudo rojo de la palmera, Rhynchophorus ferrugineus (Olivier, 1970) es un coleóptero de origen tropical, originario del sudeste asiático y Oceanía.

La primera información de la que disponemos de su traslado a España data del año 1994, donde se detectó por primera vez en las playas de Almuñecar (Granada)

De adulto tiene un tamaño de apróximadamente 2,5cm, de color marrón rojizo con manchas negras en el lomo y un pico largado en su cabeza.

Picudo Rojo en Sevilla II

En climas templados el picudo necesita de 3 a 4 meses para completar su ciclo desde huevo a adulto, por lo que pueden desarrollarse de tres a cuatro generaciones al año, que se solapan en el interior de la palmera. En zonas frías el ciclo es algo mas largo.

Las hembras fecundadas pueden llegar a poner de 300 a 400 huevos en tejidos blandos (heridas recientes y zonas de crecimiento). Acuden preferentemente a palmeras enfermas, con heridas de poda o debilitadas por haber sido transplantadas recientemente.

La larvas se encuentran siempre en el interior de la palmera de la que están alimentándose, desplazándose posteriormente hasta las zonas exteriores para construir el capullo.

Los adultos suelen permanecen en la palmera mientras esta disponga de tejido vegetal fresco y salen al exterior cuando la palmera está completamente destruida o no tiene capacidad para albergar mas individuos en su interior.

Cuando los adultos salen al exterior buscan nuevos ejemplares para colonizar y son atraídos por el olor que desprenden las palmeras (kairomonas) y por sustancias que ellos mismos emiten para atraer a otros individuos de su misma especie (feromonas).

Tienen actividad diurna y pueden desplazarse de una palmera a otra cercana, aunque también puede recorrer largas distancias en vuelo favorecidos por el viento, aunque su mayor dispersión se produce por el movimiento de palmeras infestadas de unas zonas otras.

Sintomas

Los daños originados por este insecto son producidos por las larvas al alimentarse en el interior de la palmera. La palmera canaria (Phoenix canariensis) es la especie más atacada.

Los síntomas visibles en las palmeras afectadas no aparecen hasta pasados varios meses de la colonización. Cuando se detectan estos síntomas, en muchas ocasiones la palmera ya se encuentran en un avanzado estado de infestación. Algunos de estos síntomas pueden ser:

  • Hojas jóvenes centrales poco desarrolladas, con parte de los foliolos comidos y aspecto decaído.
  • Las hojas afectadas amarillean, se marchitan y se desprenden con facilidad. En ocasiones pueden observarse en la base de la hojas galerías realizadas por las larvas y encontrarse capullos, adultos y restos de fibra apelmazados.
  • Cuando los daños afectan a la yema apical de la palmera, único punto de crecimiento de la misma, da lugar a la muerte del ejemplar.

En infecciones avanzadas, se produce un desprendimiento completo del penacho de la palmera.

Los daños producidos por larvas pueden llegar a afectar incluso a la base de la palmera, observándose galerías, larvas y capullos en el tocón de la misma.

Prevención y tratamiento

Existen dos protocolos de lucha en modo preventivo: integrado y químico. Ambos son válidos, si bien los resultados de IFAPA recomiendan el protocolo integrado, ya que aporta una serie de ventajas medioambientales y en invierno el producto biológico (nematodos entomopatógenos) funcionan mejor que los productos químicos disponibles.

Protocolo integrado: Siguiendo la cadencia de tratamientos elegida por criterio técnico, se tratarán con nematodos entomopatógenos o químicos dependiendo de la época del año:

  • Entre los meses de Mayo a Septiembre, se darán tratamientos químicos con imidacloprid (dosis 0,75 ml/litro) siguiendo la cadencia elegida según el criterio técnico.
  • Entre los meses de Octubre a Abril, se darán tratamientos con nematodos entomopatógenos (Steinernema carpocapsae, dosis 1 millón/litro).

Protocolo químico: Para tratamientos preventivos en palmeras con riesgo de infestación, se seguirá una cadencia de tratamientos químicos cada 60 días, alternando los productos químicos siguiendo el calendario establecido. Este protocolo es más agresivo mediambientalmente y requiere de mayores medidas de seguridad, dado que se aplican productos químicos en todos los tratamientos.

Cirugía

La cirugía o saneamiento mecánico es una labor necesaria en palmeras gravemente afectadas, bien para eliminar formas vivas de la plaga o para eliminar daños secundarios, como la podredumbre de tejidos anexos a las galerías. Esta técnica se basa en la eliminación de toda la parte dañada por la plaga y determina si la yema apical está afectada o no.

La cirugía puede ser parcial o total, dependiendo del estado de infestación de la palmera. Se aconseja hacer cirugías parciales, dado que se dejan palmas que son reservas para la palmera. A veces por la distribución de la infestación es necesario hacer una cirugía total dejando solo el estípite. En el vídeo podemos ver una de estas cirugías llevada a cabo por nuestro equipo.

La cirugía es una labor que requiere de personal y herramientas especializadas para elaborarse. Una mala cirugía conlleva a la muerte del ejemplar o a una pérdida de estabilidad de la palmera que pueda comprometer la futura seguridad de su entorno. No dude en contactarnos para aclarar cualquier duda que pueda tener al respecto.

Bibliografía:

https://www.juntadeandalucia.es

https://es.wikipedia.org

Construya sus sueños. Podemos ayudarle

Confíe en nosotros para la creación, diseño y/o mantenimiento de su jardín: podas y tala de árboles y palmeras, desbroce nivelado y limpieza de terreno, riego automatizado, tratamientos herbicidas, prevención de plagas...

En Podas Laura estamos para servirle, por eso, si tiene jardín, llámenos. Por menos de lo que piensa mantendremos y cuidaremos de su jardín.

¿Quiere que le contactemos?

¿Quiere contactarnos?

info@podaslaura.es

C/ Gran Capitán, 6. La Algaba. 41980 (SEVILLA)

Pin It on Pinterest